Tres hoteles del Pirineo de Huesca para disfrutar sin esquiar

20MINUTOS.ES

  • El Santa Cristina Petit Spa deCanfranc, hoy todo lujo, fue aduana del Cuerpo de Carabineros a finales del siglo XIX.
  • Tierra de Biescas es ideal para esquiar tanto en Panticosa como en Formigal.
  • El HG Cerler se mimetiza con el pueblo y con el apabullante paisaje donde se alzan el 80% de los picos de más de 3.000 metros de la Península.

Hotel HG Cerler

La estación de esquí de Formigal es una de las mejor valoradas por los amantes de este deporte de invierno de la provincia de Huesca, pero no es la única, porque esta provincia puede presumir de otras estaciones como Aramón Panticosa, Astún, Candanchú o Cerler. Sus estaciones crecen, mejoran y se dotan no sólo de excelentes instalaciones sino de magníficos hoteles. Algunos de ellos son tan espectaculares que se diría concebidos para quienes prefieren quedarse mirando cómo nieva. Estos que siguen son tres buenos ejemplos.

Santa Cristina Petit Spa (Canfranc, Huesca)
Los esquiadores frecuentan este lugar desde que es hotel (1991), aprovechando que está a cinco minutos de Candanchú y a poco más de Astún. Las piedras del hotel Santa Cristina Petit Spa fueron aduana del Cuerpo de Carabineros a finales del siglo XIX y testigos de la visita de Alfonso XIII a la inauguración del ferrocarril de Canfranc. Más recientemente, ha sido reformado en clave contemporánea y ha ganado nuevos espacios: el Petit Spa, con piscina climatizada; el restaurante El Boj, de cocina creativa, y la magnífica terraza, con una vista del valle del río Aragón que hipnotiza.

Tierra de Biescas (Huesca)
Es buen lugar para los que huyen de lo típico, porque ni su moderna arquitectura, ni sus interiores luminosos y minimalistas, caldeados por una chimenea de doble cara, recuerdan a ninguna otra construcción del valle de Tena. El hotel Tierra de Biescas es la base ideal si queremos ir a esquiar unos días a Panticosa y otros a Formigal. Tiene sauna, piscina climatizada, habitaciones con vistas a las montañas y dos restaurante de nivel. Y todo a un precio contenido para ser un cuatro estrellas.

HG Cerler (Huesca)
Cerler es un viejo y encantador pueblecito de piedra y pizarra en mitad de un apabullante paisaje donde se alzan el 80% de los picos de más de 3.000 metros de la Península Ibérica y relumbra la mitad de los glaciares que aún no se han derretido. Y sin embargo, a su lado, este hotel consigue no desentonar; ni siquiera su fachada acristalada, ideal para admirar este espectáculo de montañas. Claro que para mimetizarse con el lugar el HG Cerler utiliza esos mismos materiales, piedra y pizarra.

Fuente: Guía Repsol. Rutas, mapas, restaurantes … ¡Planifica con nosotros tu viaje!



Enlace a la noticia: http://20minutos.feedsportal.com/c/32489/f/478294/s/41c2a448/sc/10/l/0L0S20Aminutos0Bes0Cnoticia0C2330A8390C0A0Choteles0Edisfrutar0Cpirineo0Ehuesca0Csin0Eesquiar0C/story01.htm

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.