Los escandinavos siguen invirtiendo en España: Pese a que Noruega ha sido este año declarado el país más