Salamanca, con mucha animación: pistas para disfrutarla

20MINUTOS.ES

  • En la fachada de la Universidad de Salamanca buscaremos una rana y en la Catedral Nueva de la Asunción de la Virgen, un astronauta. 
  • La discoteca Camelot sigue siendo un clásico de la noche salmantina.
  • El Café Novelty conserva el espíritu de la bohemia que aquí se reunía.
  • Un plan familiar es el Parque de la Aldehuela, en la ribera del río Tormes.

Salamanca

Salamanca es una ciudad universitaria por antonomasia. La ciudad vive el presente de la mano de su animosa y abundante población universitaria. Con los jóvenes y sin ellos, Salamanca es un conjunto monumental vivido y disfrutado por sus habitantes a todas horas. Estos son sólo siete modos de hacerlo.

Para astronautas y ranas
La Catedral Nueva de la Asunción de la Virgen, del siglo XV, es una de las más grandes de España. En los relieves de su fachada y los de la Puerta de Ramos, en uno de sus laterales, podremos ver un astronauta esculpido sobre la roca… una licencia que se tomó en la restauración de 1992. Compite con la mítica rana. En la fachada del edificio central de la Universidad de Salamanca veremos a muchos turistas buscando una rana… esculpida en la fachada.

Para familias
En Salamanca abunda tanto la piedra que no deja mucho paso a las zonas verdes, pero la ciudad ha solventado el problema creando el Parque de la Aldehuela, que transcurre a lo largo de la ribera del río Tormes. Es un lugar idóneo para disfrutar con la familia al aire libre, practicar cualquier deporte o pasear por su jardín botánico. Los más pequeños lo pasarán en grande en su circuito de coches teledirigidos.

Para los de las compras
La calle del Toro es un paseo peatonal que nace en una esquina de la Plaza Mayor. Es el lugar más indicado para curiosear entre sus tiendas y hacer algunas compras. De paso podemos entrar en un Zara distinto. El local que ocupa esta tienda de ropa fue antes un convento; de hecho, conserva alguna de sus paredes y fachadas históricas.

Para bohemios mayores
En la Plaza Mayor se encuentra el Café Novelty, fundado hace más de cien años, donde se reunía la bohemia salmantina. Hoy el establecimiento intenta seguir conservando ese espíritu: sigue habiendo tertulia, alguna charla y hasta una revista propia, llamada Papeles del Novelty.

Para una cena divertida
Si lo que queremos es pasar una velada divertida, no hay nada en Salamanca como el restaurante Tormento, donde gozaremos de una cena con gastronomía más que creativa, todo ello amenizado por un espectáculo de desenfadadas drag queens con las que no pararemos de reír a carcajada limpia.

Para marchosos
Un local para descubrir la noche salmantina es la discoteca Camelot, situada en la conocida calle de Bordadores. Si tenemos suerte, podremos encontrar allí un espectáculo de flamenco o de cualquier grupo de música actual.

Para gastrónomos
A menos de 50 kilómetros de Salamanca se encuentra el pueblo de Guijuelo, conocidísimo por su jamón ibérico de denominación de origen propia al que los paladares más exquisitos no se podrán resistir. Bien valdrá la pena el viaje hasta allí.

Fuente: Guía Repsol. Rutas, mapas, restaurantes … ¡Planifica con nosotros tu viaje!



Enlace a la noticia: http://20minutos.feedsportal.com/c/32489/f/478294/s/3b6c88c0/sc/10/l/0L0S20Aminutos0Bes0Cnoticia0C21650A660C0A0Csalamanca0Eplanes0Cambiente0Canimacion0C/story01.htm

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.