Peñafiel, del castillo a la bodega

20MINUTOS.ES

  • El castillo de Peñafiel (Valladolid), del siglo X, es una de las fortificaciones más admiradas del Medievo español.
  • Hoy, el castillo de Peñafiel aloja el Museo del Vino de la Ribera del Duero.
  • La nueva bodega de Protos es obra de Richard Rogers y Alonso Balaguer.

Bodegas Protos

Peñafiel, una de las capitales del Ribera de Duero, tiene dos “castillos”. Uno se eleva sobre un cerro y es el icono de la localidad vallisoletana; el otro está a las faldas de esa loma y es una bodega, que representa el presente y el futuro de un municipio.

El castillo de Peñafiel es una de las fortificaciones más admiradas del Medievo español. Declarado monumento nacional en 1917, esta fortaleza se construyó entre los siglos IX y X sobre una loma estrecha y larga. El resultado es su característica forma alargada, como un afilado barco varado en Castilla. Hoy, el castillo de Peñafiel aloja el Museo del Vino de la denominación de origen Ribera del Duero.

A los pies de ese cerro espera Peñafiel, con sus muchas bodegas, algunas subterráneas en la falda de esa loma. Entre todas una de las más reconocidas es Protos, creada en 1927. Como dice su nombre, que en griego significa “primera”, fue la primera bodega que se creó en la zona, la primera cooperativa que funcionó a todos los efectos como una bodega privada.

Sus vinos fueron unos de los primeros clásicos asequibles de esta zona –para menos asequible siempre ha estado Vega Sicilia–. Antes de que existiera la D.O. Protos ya elaboraba un vino que llamaba Ribera de Duero, nombre que luego tuvo que variar para que ese término mencionara a toda la comarca vinícola.

Hace unos años, Protos decidió incorporarse a la modernidad y lo hizo con una nueva bodega. El proyecto  fue encargado a los prestigiosos arquitectos Richard Rogers & Partners y Alonso Balaguer y asociados.

Rogers ha diseñado para Protos una bodega que minimiza el gasto energético, con la mayor parte del proyecto con iluminación natural. Así se mejora el rendimiento reduciendo el impacto ambiental. Destaca la cubierta que funciona como una fachada más. Se compone de cinco bóvedas, de 18 metros de ancho, interconectadas.

Pero Peñafiel tiene más. Uno no puede abandonar esta localidad vallisoletana sin ver al menos la Plaza medieval de El Coso, una de las más antiguas de España, y en la que se celebran numerosas fiestas taurinas.

Fuente: Guía Repsol. Rutas, mapas, restaurantes … ¡Planifica con nosotros tu viaje!



Enlace a la noticia: http://20minutos.feedsportal.com/c/32489/f/478294/s/33b765af/sc/10/l/0L0S20Aminutos0Bes0Cnoticia0C19771520C0A0Cpenafiel0Ccastillo0Cbodega0Eprotos0C/story01.htm

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.