Miguel Cabanela, sobre el rey: "Se echó betadine en la cara y fingió haberse caído"

20MINUTOS.ES

Miguel Cabanela

Miguel Cabanela, el médico que ha operado al rey de su infección de cadera, ha dicho en una entrevista con el diario El País que Juan Carlos —al que conocía desde el año 1992, año en el que el monarca se operó de la rodilla— le llamó en septiembre pasado “muy agobiado” por sus recurrentes problemas en dicha zona del cuerpo (seis operaciones en dos años). De hecho, lo primero que el monarco preguntó al cirujano cuando despertó tras la operación del pasado 21 de noviembre es si la infección “había desaparecido”. Buenas noticias para el rey: tras el análisis de los cultivos quedó descartado este peligroso extremo.

Cabanela, un experto que habrá implantado más de 10.000 prótesis de cadera durante sus muchos años de dedicación, asegura en la misma entrevista que la operación del rey ha sido una de las “más difíciles” de su vida profesional. Cabanela, de origen gallego, dejó hace poco de trabajar para la prestigiosa Clínica Mayo, en EE UU, para dedicarse en cuerpo y alma a formar médicos en países en vías de desarrollo como Guatemala o Vietnam y operar allí a los pacientes con problemas de cadera, “jóvenes”, dice, “pues los viejos no sobreviven”. 

El doctor, además, reflexiona sobre estos meses que ha vivido cerca de Zarzuela y sobre la tan comentada amistad con el Borbón: “Yo me considero su amigo, que él me considere su amigo es otra cosa. Me da la impresión de que el rey me ha cogido cariño, pero es una impresión mía, nada más. El rey es un personaje atractivo, se hace querer. Es el paciente que a uno le gusta… cuidar”.

Cabanela, además, se atreve con una anécdota del rey que le “hizo reír”. Según el doctor, Juan Carlos le llamó para decirle “¡mira lo que les he hecho a estos!”, y contarle que “se había embadurnado con betadine, se había colocado un esparadrapo en la nariz, se había vendado la muñeca y había ido a ver a los médicos de La Zarzuela para decirles que se había caído. Y los médicos, consternados hasta que el Rey, claro, rompió a reír”.

Preguntado por la recuperación que le espera al monarca y sobre las especulaciones sobre su estado de salud, Cabanala ha asegurado que “queda rey para rato. Primero porque de achaques ortopédicos es raro que uno se muera. Creo que va a poder caminar normalmente, sin cojear, o con una cojera levísima. Está en buena forma física, no tiene hipertensión, no tiene problemas cardíacos… Tiene cuerda para rato“.



Enlace a la noticia: http://20minutos.feedsportal.com/c/32489/f/492688/s/3438cca0/sc/14/l/0L0S20Aminutos0Bes0Cnoticia0C19917740C0A0Crey0Ccabanela0Centrevista0C/story01.htm

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.