Blesa, protegido por la Policía tras recibir abucheos y ‘pancartazos’ al salir del juzgado

AGENCIAS

  • El expresidente de Caja Madrid ha declarado por la compra del banco de Florida que adquirió la entidad que presidía.
  • El juez ha rechazado retirarle el pasaporte por ser una medida prematura.
  • Multitud de preferentistas le han gritado e insultado, pidiendo su vuelta a la cárcel.

Blesa, agredido a la salida del juzgado

El expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa ha sido increpado este viernes por decenas de preferentistas que aguardaban su salida de los juzgados de Plaza de Castilla, hasta el punto de que ha tenido que ser protegido por agentes de la Unidad de Intervención Policial (UIP) de la Policía Nacional (antidisturbios).

Tras dos horas de declaración el exbanquero ha salido de la sede judicial por la puerta trasera, la misma por la que entró a las 8.30 horas, pero en esta ocasión no ha podido esquivar a una multitud de preferentistas y periodistas. La multitud le ha gritado e insultado, al tiempo que exigían que volviese a la cárcel.

A su salida del juzgado se han vivido momentos de gran tensión, ya que la multitud ha intentado acercarse a él y sólo con dificultad y protegido por los antidisturbios ha podido llegar al automóvil de color oscuro que le esperaba. Una pancarta de los preferentistas ha llegado a volar sobre su cabeza.

Blesa ha empezado a declarar las 10.00 de la mañana tras solicitar el juez la presencia de efectivos de la Policía Municipal de Madrid, que se han apostado a ambos extremos del pasillo donde se encuentra su juzgado, con el fin de mantener alejados a los periodistas.

Sin embargo, un pequeño grupo de jubilados ha logrado colarse en el pasillo con la intención de verle, pero los policías les han pedido la identificación y, al comprobar que no tenían citación alguna para el juzgado, los han conminado a marcharse.

Tras su declaración, el secretario general de Manos Limpias, Miguel Bernard, ha explicado a los periodistas que su sindicato ha pedido la celebración de una ‘vistilla’ para pedir la retirada del pasaporte de Blesa, pero el magistrado lo ha rechazado al considerar esta medida demasiado prematura, por lo que Blesa mantendrá su pasaporte.

Con todo, Manos Limpias ha avanzado su intención de pedir más adelante prisión provisional para Blesa y que ya ha demandado que los correos electrónicos corporativos de los exdirectivos de Caja Madrid imputados se incorporen a la causa por la compra del City National Bank de Florida.

 “Podremos extraer información de los tejes y manejes de Miguel Blesa en Caja Madrid”, ha afirmado Bernard, que ha celebrado el “cambio radical” que ha constatado en la Fiscalía, ante quien ha sido “el mayor depredador del sistema financiero español”.

Defiende la compra del banco de Florida

En su declaración, el expresidente de Caja Madrid ha defendido la operación de compra del City National Bank de Florida (EEUU) porque fue aprobada por unanimidad por el Consejo de Administración y recibió el visto bueno de los supervisores.

El exbanquero ha relatado durante dos horas al juez la operación que le llevó a la cárcel en dos ocasiones y ha justificado que se hiciera de forma fraccionada, adquiriendo primero un 83%, para garantizar la permanencia del presidente del banco norteamericano, que había ocupado el cargo durante 15 años, han informado fuentes jurídicas presentes en la declaración.

Asimismo, ha indicado que los porcentajes acordados fueron los necesarios para que la operación no se encareciera, de acuerdo con lo establecido en el derecho fiscal americano.
 
Blesa ha justificado que la compra se hizo según los requisitos que exigía el Banco de España y que no se solicitó autorización a la Comunidad de Madrid porque no era necesario al no superar el 5% de los recursos propios de la caja, por lo que no eludió ningún control, como demuestra el hecho de que posteriormente nadie se lo reclamara ni se abriera ningún expediente al respecto.

El juez levantará cuatro imputaciones

Sin embargo, según fuentes de la acusación ejercida por Manos Limpias, el expresidente de Caja Madrid sí se saltó ese control porque la operación -que supuso un desembolso inicial de 618 millones de euros y 127 millones después- superaba ese porcentaje, y defiende que la compra fraccionada supuso a la larga un incremento del coste total del 6% en intereses.

También ha recalcado que contó con el apoyo unánime del Consejo de Administración de la caja, según se refleja en el acta del 14 de abril de 2008.

Tras Blesa, ha comparecido su mano derecha, Ildefonso Sánchez Barcoj, que ha argumentado que él no era en aquel momento miembro del Consejo de Administración y que no había tenido ninguna participación en la operación.

Le han seguido los exejecutivos Juan Bartolomé, Gonzalo Alcubilla, Fernando Sobrini, Luis Crespo, Matías Amat y el exdirector de desarrollo internacional e inversiones especiales, Rafael Sánchez Lozano, para el que Manos Limpias ha pedido como medida cautelar que comparezca quincenalmente en los juzgados, solicitud también desestimada por el juez.

A los cuatro primeros, cuyas comparecencias han durado escasos minutos, el magistrado les levantará previsiblemente la imputación, ya que no eran miembros del Consejo de Administración, según las fuentes consultadas.




Enlace a la noticia: http://20minutos.feedsportal.com/c/32489/f/492688/s/364c62e1/sc/3/l/0L0S20Aminutos0Bes0Cnoticia0C20A385120C0A0Cmiguel0Eblesa0Cdeclaracion0Cbanco0Eflorida0C/story01.htm

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.