Los abogados de ETA captaban información de objetivos de la banda desde el año 2008

D. FERNÁNDEZ

  • Arantza Zulueta es hoy una de las personas con más poder dentro de las pocas estructuras operativas de ETA.
  • Controla un entramado que supervisa a los presos, los expresos, los colectivos de familiares y los refugiados en otros países.
  • Tiene contacto directo con la cúpula de ETA desde hace seis años, haciendo incluso informes sobre cada detención de un etarra.
  • Los ocho detenidos, encuadrados dentro del ‘KT’, se reunían todas las semanas con el objetivo de cohesionar a unos presos cada vez más divididos.

Arantza Zulueta

Arantza Zulueta Amutxastegi es seguramente una de las personas con más poder dentro de las pocas estructuras que ETA mantiene operativas. Natural de Lemoniz (Vizcaya), donde reside, ‘Marxel’ (su alias) es una mujer fría, inteligente, con una amplia trayectoria como abogada y con suficiente carácter para llevar las riendas, de manera férrea, del aparato más importante del entramado ETA: su colectivo de presos. Porque ETA, hoy, son sus presos. Con muy pocos terroristas ocultos en Francia y otros países europeos, y un grupo de refugiados muy heterogéneo en Sudamérica, los presos de ETA constituyen en la actualidad el activo más importante de la organización.

Para controlar a sus presos, ETA ha puesto al frente a Zulueta, detenida este miércoles por la Guardia Civil en una nueva operación contra el ‘frente de makos’ (las cárceles) de la banda. Apodada “la hiena” por algunos reclusos etarras, Zulueta ha sido arrestada ya tres veces en los últimos tres años, lo que trasluce el papel destacado que ha ganado en las estructuras etarras. La primera fue en abril de 2010, cuando la Benemérita desarticuló el colectivo ‘H-Alboka’ (doce detenidos). En su poder tenía entonces 120.000 archivos informáticos. Fue encarcelada y puesta en libertad provisional en diciembre de ese año. Posteriormente volvió a ser detenida en julio de 2011 acusada de pertenencia a banda armada. Salió en libertad provisional en septiembre de 2012 tras pagar una fianza de 60.000 euros.

La operación de este miércoles sitúa a Zulueta como jefa del ‘KT’ o Grupo de Coordinadores, los abogados abertzales encargados de trasladar a los presos etarras las consignas de la dirección de ETA. Y sobre todo, de velar porque el colectivo esté cohesionado y cumpla esas consignas. Es decir, Zulueta es el principal ‘comisario político’ de ETA. Suya fue la labor de coordinar y elaborar el último comunicado de los presos de ETA, agrupados bajo el colectivo EPPK. En él, los presos renunciaban a la violencia, reconocían el daño “multilateral” generado por sus atentados y abrían la puerta a salidas individuales de reinserción. Fuentes antiterroristas consultadas señalan que el debate sobre este comunicado fue tenso, y que la mayoría de los presos abogaban por un texto con más gestos hacia las víctimas, algo que frenó Zulueta y el sector más duro de los reclusos. Al final el comunicado se hizo público avalado por Zulueta ante el riesgo de escisión en el propio EPPK.

Relación directa con el exjefe político ‘Thierry’

Zulueta ha tenido un papel importante dentro de ETA al menos en los último cinco años. Con el apodo orgánico de Bixer colaboró activamente con el exjefe político de ETA Francisco Javier López Peña, alias Thierry. La detención de este en mayo de 2008 permitió conocer a los servicios antiterroristas la estrecha colaboración entre ambos. Zulueta llevaba un “área de trabajo” que ETA había bautizado como ‘Iketa’, que se encargaría de investigar los fallos que provocaban la caída de los militantes etarras. Zulueta, como abogada, tenía acceso a los detenidos y podía hacer informes de cómo habían sido arrestados que luego trasladaría a la dirección de ETA en Francia.

En poder de Zulueta también había un escrito de la dirección de ETA, fechado en noviembre de 2009, que fijaba la necesidad de crear una nueva estructura llamada ‘Amarauna’ (tela de araña) que se extendería por todos los pueblos del País Vasco. Una especie de red de información que captase datos sobre nuevos militantes, posibles objetivos y las valoraciones políticas de la izquierda abertzale en estos municipios. Pero lo más preocupante fue hallar también en su poder, en el despacho del número 20 de la calle Elcano, el mismo que ha sido registrado este miércoles, un pen drive oculto detrás del marco de un cuadro que contenía la ubicación de tres zulos (depósitos de armas) de ETA y un plan para intentar atentar contra la sede de la Audiencia Nacional, ya que Zulueta conocía el edificio por ser la letrada de múltiples etarras que son juzgados allí.

El ‘KT’ que dirige Zulueta junto a los otros siete detenidos (sus lugartenientes eran los abogados Jon Enparantza y José Luis Campos Barandiarán) depende jerárquicamente de la dirección de ETA oculta en Europa. El ‘KT’ hace de intermediario entre la ‘Zuba’ (el comité ejecutivo) de ETA y el EPPK, el colectivo de presos etarras formado por seis portavoces y 14 miembros de apoyo. Zulueta y su segundo, Jon Enparantza (acusado por la Audiencia Nacional de participar en el cobro del ‘impuesto revolucionario’ y de apostar por los atentados contra cargos del PNV) han subido demasiado en el escalafón, según las mismas fuentes. También tiene peso Campos Barandiarán, que estuvo siete años preso en Francia por pertenecer al aparato logístico de ETA.

Los seis ámbitos de actuación de ‘Halboka’

Tanto, que Enparantza, alias Mik Mik, fue incluso detectado en un cita en Francia con la dirección etarra en mayo de 2008. Enparantza era entonces el enlace entre ETA y Arantza Zulueta y el actual senador de Bildu Iñaki Goyoaga, alias Dioni (cuyo despacho ha sido registrado este miércoles en la última operación policial). Los tres ya formaban en 2008 la dirección de ‘Halboka’ , heredero del ‘aparato de Makos’. ¿Cómo se organiza ‘Halboka’?

De ‘Halboka’ cuelgan dos estructuras: ‘Txanpa’ y ‘KT’. El primero aglutina todas las organizaciones y colectivos sociales que ayudan a los presos, los expresos y los refugiados en otros países (etarra que no están operativos y que llevan muchos años huidos porque tienen condenas pendientes en España). Aquí entran organizaciones como Askatasuna, Exterat, Herrira y Behatokia. El ‘KT’ se encarga de coordinar a los presos, aglutinados en el EPPK. ETA siempre ha querido que un miembro del ‘KT’ forme parte de ‘Txanpa’.

Hace años, cuando ETA estaba más fuerte, ‘Halboka’ se dividía en seis “ámbitos de actuación”: ‘Iketa’ (seguimiento de las detenciones de etarras); ‘Barrutik’ (gestiona al colectivo de presos); ‘Kanpoa’ (dinamiza organizaciones de apoyo a presos); ‘Hanka’ (ayuda a la red de refugiados y huidos en el extranjero); ‘Bita’ (planes de fuga de prisiones); y el ‘frente jurídico’ (defensa legal). Zulueta era la responsable de controlar todo este entramado, que estaba reorganizándose. De hecho, Zulueta y los otros siete detenidos formaban parte de la dirección del ‘KT’, que se reunían toda las semanas. De hecho, los servicios antiterroristas de la Guardia Civil habían controlado las últimas 20 reuniones de los detenidos. Habrá más arrestos en breve, señalan las fuentes antes mencionadas, gente que ocupa el segundo escalafon del ‘KT’.

La caída de Zulueta y los demás detenidos rompe, de momento, el lazo de unión entre los presos y la dirección etarra. “Ha sido una respuesta directa al acto de Durango de los expresos afectados por la Parot excarcelados en las últimas semanas, y un aviso claro a la cúpula de ETA, que no realiza gestos de desarme y mucho menos de disolución”, concluyen las mismas fuentes. 



Enlace a la noticia: 20minutos.feedsportal.com/c/32489/f/492688/s/35bb30f0/sc/7/l/0L0S20Aminutos0Bes0Cnoticia0C20A242520C0A0Ceta0Epresos0Carantza0Ezulueta0Cmakos0Ekt0Ealboka0C/story01.htm

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.